últimos leídos

últimos leídos

¿Quién es Fontanarrosa? / Continuará: Ocho historietas
Continuará: Ocho historietas
¿Quién es Fontanarrosa?
La Nelly Vol. 1 y 2: Argentinísima!!!
Y, viste cómo es
¡Oh, no! Me enamoré
Humano se nace
Simplemente Quino
Al límite
Cinco Mujeres Locas: cuentos góticos de la literatura norteamericana
Tokio blues
Más allá de Gelo
En el lago
El caos
El nombre del mundo es Bosque
El amor es un número imaginario
Los mundos de Ursula K. Le Guin
Planeta de exilio
La metamorfosis
Relatos completos 1


Hojaplateada's favorite books »

miércoles, 18 de abril de 2012

10 razones para no ser yo

10 Razones para no ser “El que sabe de ordenadores”

 

 

  • Razón #10 - La mayoría de tus logros, son invisibles.

Pocas veces oirás…, “Sólo queríamos que supieras, que todo marcha de maravilla”.
La realidad es que la gente sólo te habla para decirte que algo anda mal.

Si tu trabajas duro para hacer que las cosas marchen sobre ruedas y no exista problema alguno y todo funcione como debe de funcionar, entonces la gente cree que no haces nada. Todo lo que tu hagas o administres para que funcione bien nunca será visto por la gente o los usuarios. Sólo se darán cuenta cuando algo sale mal y te hablan para que lo arregles.

  • Razón #9 - Cada conversación que tu tengas, será casi la misma.

Cuando “El que sabe de ordenadores” se atreve a decir que es lo que hace, la típica respuesta siempre será, “Tengo una pregunta acerca de la computadora que tengo en mi casa…”
O cuando le explicas a alguien como resolver un problema en donde se requiere llevar a cabo un proceso, esta persona no será capaz de retener la información y estarás condenado a explicarle la solución y el mismo proceso una y otra vez de por vida.

  • Razón #8 - Eres un experto en Tecnología de cualquier producto que acabe de salir, ¿o no?

“El que sabe de ordenadores” se ve por lo regular en situaciones en donde alguien le pide un consejo sobre una inversión que tiene pendiente de hacer sobre un producto equis relacionado con la tecnología. Ejem:
Me enteré de (equis producto) que puede hacer (algo muy avanzado) para mi. Te traje esto (publicidad/folleto/recorte de revista/URL escrito) para que te lo mires y me des tu opinión. ¿Cuál comprarías tu?”
De cualquier forma la persona que hace esta pregunta confía en “El que sabe de ordenadores” más que en su propio juicio, de tal forma que sólo buscan sentirse seguros antes de hacer una compra de alto riesgo debido al precio del producto y la novedad.
Y al final, terminó siendo un pésimo producto que no hacía lo que ellos querían, entonces serás tema de discusión: “Pero mi amor, “El que sabe de ordenadores” me dijo que debía comprarlo!

  • Razón #7 - Tu talento forzosamente estará siempre devaluado.

Gracias a la caída constante de precios en la industria de la tecnología, “El que sabe de ordenadores” nunca podrá cobrar una cantidad razonable sin antes que esta sea discutida por el cliente. Si tratas de cobrar, siempre te encontrarás con el clásico argumento, ¿y porqué no mejor compro uno nuevo?
Así es, por ejemplo los ordenadores de sobremesa cada vez son más pequeños y valen menos, hoy en día puedes comprarte una por menos de 300€, si “El que sabe de ordenadores” se gasta digamos unas 5 horas arreglando una, y quiere cobrar 100€ por el tiempo que le llevó arreglarlo, el cliente va replicar diciendo: “¿Pero cómo me quieres cobrar 100€ por arreglarlo, si ni siquiera me gasté tanto en comprar el Pc completo, porqué debo de pagar tanto, solo por arreglarlo?

  • Razón #6 - No se te permite tener un momento de paz

“El que sabe de ordenadores” es tan susceptible a que lo molesten o interrumpan que raramente encuentra una oportunidad para trabajar en sus propios problemas, esto es porque:
1. Los ordenadores nunca duermen.
2. Los problemas de los ordenadores no piden hora.
3. Cada problema toma su tiempo para ser diagnosticado.
4. “El que sabe de ordenadores” solo puede dedicarle su atención total a un solo problema.
5. Cada usuario cree que su problema necesita atención inmediata.
De forma consecuente, “El que sabe de ordenadores” tiene la obligación de mantener los sistemas corriendo 24/7 mientras al mismo tiempo hacer malabares con los problemas de los demás. Muchas de las veces tendrá que renunciar a oportunidades que lo ayudarán a él a sacar adelante sus propios problemas para atender los de otro, porque en cualquier momento, cualquier día el puede ser interrumpido por quien sea que quiera hacer de su problema un problema también de “El que sabe de ordenadores”.

  • Razón #5 - La gente te pide milagros

Muchas veces “El que sabe de ordenadores” es confundido por alguien que posee los poderes de un sacerdote viejo y un sacerdote joven y puedo poner este ejemplo fácilmente:
“No, no puedo recuperar los archivos de tu Pendrive, aunque lo hayas encontrado después de que tu perro se lo tragara al sacarlo de la lavadora…”

  • Razón #4 - Cualquier cosa que digas, hará sentir a los demás mal

Sigo sin entender que la gente no ve que hay un montón de divisiones entre la industria de la tecnología y “El que sabe de ordenadores” , vamos que “El que sabe de ordenadores” no puede ser un experto en todo, y no importa lo que digas, cuando más tratas de explicarle a la persona que en verdad no puedes ayudarlo a resolver su problema, esta se sentirá mal y asumirá que te estás guardando la información para no ayudarlo.
Esto nos lleva el siguiente punto:

  • Razón #3 - Posees responsabilidades ilimitadas

“El que sabe de ordenadores” tiene implícita la expectativa de resolver los problemas, por lo tanto es muy difícil ver cual es el límite de esas expectativas.
Algunas de las cosas que me han pedido hacer son:
- Usar software pirata para borrar archivos importantes de alguna empresa.
- Crear una intranet, a pesar de haberles explicado que no se como hacerlo.
- Enseñarle a alguien como esconder su colección de pornografía.
Resolver problemas puede ir desde cambiarle las pilas a un teclado inalámbrico, hasta investigar el porque se va la luz en el edificio cada mañana.

  • Razón #2 - Una vida de alienígena

La gente nada más le habla a “El que sabe de ordenadores” cuando necesitan arreglar algo.
De hecho cuando “El que sabe de ordenadores” se acerca a cualquier usuario este se levanta y le cede la silla en señal de que ha llegado para arreglar algo, como si nunca pudiese ser que solo se ha acercado para tener una conversación que no tenga nada que ver con los ordenadores.
El hecho de que “El que sabe de ordenadores” no tenga un momento de paz, esto lo puede forzar a que tienda a alejarse para estar solo. Sus compañeros de trabajo no entienden que el no quiere oír nada acerca de sus problemas con sus pc’s su hora de comida. Es por eso que “Los que saben de ordenadores” comen solos con la puerta cerrada todo el tiempo y no lo hace porque no sea amigable si no para escapar de todo individuo que lo pudiera acosar para interrumpirlo con los mismos problemas.

  • Razón #1 - No tienes identidad

Es una experiencia horrible cuando “El que sabe de ordenadores” se acerca a la puerta de su vecino con un plato con galletas navideñas solo para ver y oir como abre la puerta un niño diciendo: “Mamá, el que arregla el Pc está aquí” (a mi me pasó esto con la madre de un amigo mío) créeme que ellos están rogando para que se les de una identidad que no tenga nada que ver con los ordenadores, pero por desgracia la etiqueta del “El que sabe de ordenadores” siempre lo acompañará por donde quiera que vaya. No lo podrá evitar, le han dado un nombre y así lo llamarán por siempre.
 
 
Original acá

martes, 3 de abril de 2012

Adiós

Como si el ruido pudiera molestar

Fue como si el viento hubiera comenzado a traer las penas. Y de repente todos los animales se enteraron de la noticia. Abrieron muy grandes los ojos y la boca, y se quedaron con la boca abierta, sin saber qué decir.

Es que no había nada que decir.

Las nubes que trajo el viento taparon el sol. Y el viento se quedó quieto, dejó de ser viento y fue un murmullo entre las hojas, dejó de ser murmullo y apenas fue una palabra que corrió de boca en boca hasta que se perdió en la distancia.

Ahora todos lo sabían: el viejo tatú estaba a punto de morir.

Por eso los animales lo rodeaban, cuidándolo, pero sin saber qué hacer.

—Es que no hay nada que hacer —dijo el tatú con una voz que apenas se oía—. Además, me parece que ya era hora.

Muchos hijos y muchísimos nietos tatucitos miraban con una tristeza larga en los ojos.

—¡Pero, don tatú, no puede ser! —dijo el piojo—, si hasta ayer nomás nos contaba todas las cosas que le hizo al tigre.

—¿Se acuerda de las veces que lo embromó al zorro?

—¿Y de las aventuras que tuvo con don sapo?

—¡Y cómo se reía con las mentiras del sapo!

Varios quirquinchos, corzuelas y monos muy chicos, que no habían oído hablar de la muerte, miraban sin entender.

—¡Eh, don sapo! —dijo en voz baja un monito—. ¿Qué le pasa a don tatú? ¿Por qué mi papá dice que se va a morir?

—Vamos, chicos —dijo el sapo—, vamos hasta el río, yo les voy a contar.

Y un montón de quirquinchos, corzuelas y monitos lo siguieron hasta la orilla del río, para que el sapo les dijera qué era eso de la muerte.

Y les contó que todos los animales viven y mueren. Que eso pasaba siempre, y que la muerte, cuando llega a su debido tiempo, no era una cosa mala.

—Pero don sapo —preguntó una corzuela—, ¿entonces no vamos a jugar más con don tatú?

—No. No vamos a jugar más.

—¿Y él no está triste?

—Para nada. ¿Y saben por qué?

—No, don sapo, no sabemos...

—No está triste porque jugó mucho, porque jugó todos los juegos. Por eso se va contento.

—Claro —dijo el piojo—. ¡Cómo jugaba!

—¡Pero tampoco va a pelear más con el tigre!

—No, pero ya peleó todo lo que podía. Nunca lo dejó descansar tranquilo al tigre. También por eso se va contento.

—¡Cierto! —dijo el piojo—. ¡Cómo peleaba!

—Y además, siempre anduvo enamorado. También es muy importante querer mucho.

—¡Él sí que se divertía con sus cuentos, don sapo! —dijo la iguana.

—¡Como para que no! Si más de una historia la inventamos juntos, y por eso se va contento, porque le gustaba divertirse y se divirtió mucho.

—Cierto —dijo el piojo—. ¡Cómo se divertía!

—Pero nosotros vamos a quedar tristes, don sapo.

—Un poquito sí, pero... —la voz le quedó en la garganta y los ojos se le mojaron al sapo —. Bueno, mejor vamos a saludarlo por última vez.

—¿Qué está pasando que hay tanto silencio? —preguntó el tatú con esa voz que apenas se oía—. Creo que ya se me acabó la cuerda. ¿Me ayudan a meterme en la cueva?

Al piojo, que estaba en la cabeza del ñandú, se le cayó una lágrima, pero era tan chiquita que nadie se dio cuenta.

El tatú miró para todos lados, después bajó la cabeza, cerró los ojos, y murió.
Muchos ojos se mojaron, muchos dientes se apretaron, por muchos cuerpos pasó un escalofrío.

Todos sintieron que los oprimía una piedra muy grande.

Nadie dijo nada.

Sin hacer ruido, como si el ruido pudiera molestar, los animales se fueron alejando.

El viento sopló y sopló, y comenzó a llevarse las penas. Sopló y sopló, y las nubes se abrieron para que el sol se pusiera a pintar las flores. El viento hizo ruido con las hojas de los árboles y silbó entre los pastos secos.

—¿Se acuerdan —dijo el sapo— cuando hizo el trato con el zorro para sembrar maíz?
Gustavo Roldán

Mi lista de blogs

Goodreads

Hojaplateada en goodreads

Dungeons & Dragons Manual Del Jugador V 3.5
4 of 5 stars
Posiblemente sea "La Biblia" de los manuales de los jugadores de rol. Posiblemente, sirva también para cualquier otro sistema de juego, al menos como guía.
Macanudo 8
4 of 5 stars
by Liniers
Entretenido como los demás, capaz ya no le pongo 5/5 porque luego de unos cuántos es algo repetitivo y pierden la originalidad, aunque no dejan de ser muy buenos
tagged: humor y historieta
Cosas que te pasan si estás vivo
4 of 5 stars
by Liniers
Autobiografía dibujada, aunque prefiero los Macanudo, es buena.
tagged: historieta
Ciudad de cristal
4 of 5 stars
Es tan raro que no sé si es un policial, un ensayo o una novela. Un poco complicado pero se puede seguir mas o menos bien pese a que es terriblemente rebuscado todo.
tagged: policial
Payasadas, o ¡nunca más solos!
4 of 5 stars
Esto es lo mas cercano a una autobiografía. El personaje es un gigante mongoliode que al estar cerca de su hermana aumenta su capacidad intelectual. Hi ho.
tagged: humor
Barba Azul
4 of 5 stars
Son interesantes los diálogos y la trama entretenida. Demasiado corta D: edit: Y por supuesto, es una "reescritura", una reversión del cuento clásico: Cuentos de hadas ilustrados: El gato con botas, Caperucita Roja, La bella durmiente, ...
Harrison Bergeron
4 of 5 stars
Es un relato distópico muy corto e interesante

goodreads.com